Cómo reconocer a las sociedades más especializadas en el transporte de barcos en nave y distinguirlas de las menos cualificadas

La travesía del Océano para quien se dedica al transporte de barcos en nave no es precisamente un paseo... en todos los sentidos. Tener una nave capaz de «tragarse» otros barcos, que pueden ser de gran tamaño, llevándolos de un lugar del mundo a otro no es sencillo: son muchos, demasiados, los costes para la compra, el mantenimiento, el carburante. Son muchas las dificultades a nivel de logística y de personal.

Por esa razón, ponerse en manos de unos auténticos profesionales permite preferir el transporte de barcos en nave a la travesía en avión, una forma de desplazamiento, esta última, que es definitivamente más cara. ¿Qué hacer entonces para seleccionar la sociedad más adecuada para dicho desplazamiento? ¿Qué características y peculiaridades debe reunir? Descubrámoslo.

 

1. Sociedad de transporte seria: cuenta con personal que posee todos los permisos necesarios   

Los operadores del transporte de barcos en nave, también llamados Skipper, deben poseer todos los permisos necesarios. También deben poseer una amplia experiencia, necesaria para ejecutar un transporte rápido y seguro, incluso con poca tripulación. Solo la presencia de personal especializado permite garantizar los desplazamientos de más entidad, como, por ejemplo, los que atraviesan el Atlántico o el Pacífico.

 

2. Sociedad de transporte seria: posesión de permiso de navegación con certificado de seguridad  

Para el transporte de barcos en nave de longitud inferior a 24 metros es necesario que la sociedad de transporte esté dotada del reglamentario permiso de navegación con certificado de seguridad con el correspondiente seguro en toda regla, además de todos los equipamientos establecidos por la ley.

 

3. Sociedad de transporte seria: capacidad de realizar un mantenimiento en toda regla

Uno de los principales peligros que corre una sociedad dedicada al transporte de barcos en nave durante las travesías oceánicas, es el representado por el desgaste del equipamiento.
Al deterioro de las condiciones de este último contribuyen las malas condiciones climáticas, el salitre y la humedad del mar. Para evitar daños serios a las embarcaciones transportadas en la nave, es bueno organizar controles diarios.

Una sociedad de transporte de barcos en nave, con todos los equipamientos de rigor, no puede considerarse digna de tal nombre si no cuenta con repuestos de todo tipo para las reparaciones. También debe contar con personal encargado que sepa realizar un buen mantenimiento diario. Es conveniente estar siempre en guardia para comprobar que las naves estén bien sujetas al barco. Además, con marejada o fuerte marejada, ponerse en manos del piloto automático puede representar un peligro para la nave transportada que, en el momento equivocado, puede sufrir graves daños.

 

4. Sociedad de transporte seria: transporte cuidado en cada paso  

Una sociedad de transporte de barcos en nave no puede considerarse seria o cualificada si no es capaz de ofrecer las atenciones necesarias en todas las fases del desplazamiento. En general, un comandante se hace cargo de la embarcación para cuidar de su desplazamiento desde el puerto deportivo hasta el puerto de embarque. Un perito controla las condiciones de la embarcación antes del embarque y toma nota de los aspectos críticos.

Al final del embarque, las sociedades de transporte de barcos en nave realmente cualificadas redactan una informe pericial con las correspondientes fotografías, tanto en formato impreso como digital. Todo barco destinado a ser transportado debería ser cuidadosamente embalado con material termoplástico y dotado de los caballetes para embarcaciones más adecuados para cada tipo de barco, del más pequeño al más grande.

 

5. Sociedad de transporte seria: asistencia por parte de una extensa red de agentes

En los puertos de destino, una sociedad de transporte de barcos en nave realmente profesional, en general se apoya en un agente especializado capaz de ayudar en las operaciones de desembarque y retirada de la barca.

Este soporte externo resulta de fundamental importancia para obtener una asistencia aduanera potenciada, necesaria en la fase conclusiva de la operación de transporte de barcos en nave. Todas las operaciones de desembarque y entrega deben planificarse y estudiarse previamente hasta el mínimo detalle. Esa programación detallada hace que los posibles daños de cualquier imprevisto puedan reducirse al mínimo.

Ponerse en manos de una sociedad de transporte de barcos en nave dotada de todas las características hasta aquí mencionadas ofrece una excelente garantía: cualquier circunstancia que se presente, prevista o imprevista, podrá resolverse adecuadamente.

[ Atrás ]

Solicite una cotización para el transporte seguro del yate

¿Necesita un transporte
de yates por mar
ahora?
now?

Nos encargamos de todo,
desde la entrega,
hasta el puerto de destino.
¡Cigisped significa la garantía de un envío seguro del barco!

Suscríbase a nuestro boletín

Manténgase actualizado con todos los servicios prestados por Cigisped

Acepto la POLÍTICA DE RECOPILACIÓN DE DATOS PERSONALES

Cigisped yatch transportCigisped trasporto yacht e imbarcazioni